FLUIDANCE





"La danza es fluir con las energías de tu cuerpo y alma"

FLUIDANCE® es un estilo de danza creado y desarrollado por Rachel Moon. Un estilo de danza libre, para improvisar bailando sola, en dúo o en grupo. 

En las clases de Tribal Fusión también aprendemos y practicamos Fluidance, para disfrutar de la improvisación grupal y individual, ejercitando la imaginación y la expresividad, potenciando la conexión con las compañeras y liberando el bailarín/a que llevamos dentro. Porque de vez en cuando, hay que olvidar la técnica y sencillamente Fluir.

FLUIDANCE®  es dejarse llevar por tus propios movimientos y por los del grupo, es liberar la danza dando alas a tu imaginación. Vamos a escuchar a nuestro cuerpo, a escuchar la música y a percibir y seguir los movimientos de nuestras compañeras de baile. FLUIDANCE es fluir junto a ti, junto al grupo y junto a la música.

Este tipo de danza tiene unas normas y conceptos básicos preestablecidos, basados en el movimiento natural, y utiliza una serie de formaciones estructuradas, para que la improvisación grupal pueda llevarse a cabo de manera efectiva.
Todas las formaciones de danza son posibles, todos los movimientos son posibles, solo hay que aprender a escuchar al grupo. ¿Jugamos?




En Dancetribalia todas las alumnas de Tribal Fusión forman parte de la compañía de Fluidance.
Conócenos y disfruta con nuestros vídeos.


Descripción de lo que trabajamos en las clases:


- Aprendemos las normas y conceptos básicos de improvisación en Fluidance, basadas en el movimiento natural: practicando individualmente, en dúo y en grupo, en diferentes formaciones, composiciones y situaciones.

- En algunas clases también realizamos ejercicios de improvisación tanto individuales como grupales y técnicas de danza contemporánea, experimentando con: la percepción corporal, el espacio, el tiempo, la intensidad, la interacción, el peso, la creatividad... Propuestas que ayudan a descubrir las posibilidades de nuestros movimientos.

- En algunas clases también practicamos la danza libre, sin técnicas, para que el resultado sea el encuentro con uno mismo y con el grupo. La danza aporta numerosos beneficios físicos y es una magnífica terapia de auto-conocimiento y reducción del estrés a través del movimiento. Con ésta práctica de danza natural liberamos gestos, bloqueos y esfuerzos innecesarios, ayudándonos a encontrar el bienestar y facilitando la libre circulación de nuestra energía. Al improvisar conjuntamente esta energía fluye entre el grupo de baile, creando verdaderas coreografías improvisadas al instante.


"La capacidad corporal creativa y expresiva está en todos nosotros, solo hay que aprender a escucharla y disfrutar del proceso"